El análisis del agua de la piscina


El análisis del agua de la piscina

En Este Artículo:

El agua de una piscina evoluciona con el tiempo según las condiciones climáticas pero también según su uso. El análisis regular es esencial para reequilibrar sus elementos para preservar el agua limpia y saludable.

Los diferentes criterios que varían el equilibrio

Una temperatura demasiado alta, un clima tormentoso, pero también un fuerte viento que transporta polen, hojas y polvo pueden variar muy rápidamente la calidad de su agua de baño.

Los insectos que se ahogan en la piscina, el mayor número de bañistas y sus actividades en la piscina también son parámetros importantes.

¿Qué es PH?

El pH indica el grado de acidez o alcalinidad del agua en su piscina. Su valor puede estar entre 1 y 14.

Un Ph ideal está entre 7 y 7,5, refleja una cierta neutralidad del agua.

En el caso de un PH mayor a 7, el agua se considera básica; puede ser más fácilmente problemático. El agua muy básica causa escamas de filtros y paredes. Las algas pueden desarrollarse y la acción de los productos de tratamiento puede verse comprometida.

Por el contrario, un pH inferior a 7 da un agua ácida que puede ser agresiva para el material y corroer los elementos de cemento y los objetos metálicos como las escaleras. Además de agua demasiado básica, el agua demasiado ácida puede irritar los ojos y las membranas mucosas y alterar la acción de los productos de tratamiento.

Cómo analizar el agua?

Tan pronto como llene, tendrá que probar el agua con un kit. Si el PH no está entre 7 y 7,5, tendrá que rectificarlo para poder partir en buenas condiciones. La rectificación debe hacerse diariamente hasta que se logre un equilibrio perfecto.

Una vez que se encuentra el equilibrio, el pH se medirá al menos una vez a la semana gracias a un kit que consiste en gránulos (rojo de fenol), gotas o tiras.

Depende de usted elegir el sistema que más le convenga, sabiendo que el análisis de tira es menos preciso. A continuación, simplemente rectifique el Ph con los productos adecuados que encontrará a la venta en tiendas especializadas. Su prueba también debe establecer el nivel de bromo o cloro presente en el agua. Estos elementos no deben exceder el umbral aceptable para que no dañen la salud de los bañistas.

Para aquellos que desean evitar la restricción de las pruebas manuales, existen reguladores automáticos; equipados con un pequeño electrodo y conectados al sistema de filtración, estos dispositivos autónomos verifican constantemente el pH del agua y la corrigen automáticamente. Están equipados con una bomba de dosificación que administra, según sea necesario, la dosis adecuada de producto necesaria para reequilibrar el agua.

Artículos Relacionados Vídeos: CÓMO ANALIZAR CORRECTAMENTE EL pH Y CLORO LIBRE DE TU PISCINA.


Artículos Recomendados
  • Un macizo otoñal opulento
  • Los parásitos del olivo
  • Aves, avispas, hormigas... protegen cultivos de huerto
  • Luna roja, Luna negra, Luna azul? ¿Cómo actúan?
  • Guppy contra larvas de mosquitos
  • Jara
  • Plantar un árbol frutal
Más Visitados De La Categoría
Añadir Un Comentario
La Mayoría De Los Artículos Comentados